El turismo sostenible son “aquellas actividades turísticas respetuosas con el medio natural, cultural y social, y con los valores de una comunidad, que permite disfrutar de un positivo intercambio de experiencias entre residentes y visitantes, donde la relación entre el turista y la comunidad es justa y los beneficios de la actividad es repartida de forma equitativa”. Hoy en día, el turismo sostenible está muy ligado a la reducción del gasto energético que se realiza durante estas actividades. En este artículo te explicamos cómo hacer este tipo de viajes en la Comunidad Autónoma de Aragón, donde hay una gran variedad de enclaves naturales.

 

Antes de salir de casa… 

 No obstante, si queremos contribuir a la sostenibilidad del planeta, el principal lugar para hacerlo es desde nuestra vivienda. Por ello, antes de hacer las maletas y salir de casa te recomendamos que eches un ojo a tus tarifas de luz y gas, sean de Repsol, Endesa o cualquier otra compañía. Lo recomendable es que conozcas tus hábitos de consumo y utilices un comparador de tarifas de Endesa, Iberdrola, Holaluz y muchas otras comercializadoras, para ver quién ofrece mejores precios. Solo si se definen las necesidades se podrá conseguir un ahorro significativo. Por ejemplo, la discriminación horaria es una buena opción para aquellos consumidores que centran sus principales gastos durante la noche, ya que tanto en las tarifas de EDP, Naturgy o Endesa, esta modalidad se caracteriza por tener un precio del kWh más barato durante esas horas.

Por otro lado, en el caso de que acabes de heredar una vivienda y estés pensando en dar de baja la luz por el fallecimiento del titular, es aconsejable que revises si no te resultaría mejor realizar un cambio de titular. En este artículo https://www.tarifasenergia.com/dar-de-baja-la-luz/ se explica cómo dar de baja la luz y sus ventajas y desventajas.

 

Consejos para practicar un turismo sostenible 

 

Una vez que ya contamos con una vivienda sostenible donde se realizan consumos conscientes, es hora de partir y practicar esta filosofía también en nuestros viajes. Aquí te damos algunos consejos para practicarlo en el territorio aragonés:

 

  • Respetar la fauna y la flora: es fundamental que el turista sostenible respete el entorno en el que se encuentra y no altere estos lugares. Es tan solo un visitante y no debe de interceder en la vida que se desarrolla en estas zonas.
  • Evitar imprimir las reservas: por otro lado, una opción ecológica de contribuir a la preservación del planeta es reducir nuestro gasto de papel. Actualmente, las reservas de alojamientos, los billetes de aviones y trenes o los tickets para hacer excursiones, entre otros, pueden presentarse de forma digital.
  • Desplazarse en medios ecológicos: el turismo sostenible anima a dejar los vehículos privados aparcados y optar por descubrir los lugares andando o en un medio ecológico como es la bicicleta.
  • Consumir productos locales: asimismo, contribuir a la economía circular de la zona que visitamos es fundamental. Conocer sus costumbres o acudir a restaurantes con comida típica es una buena forma de integrarse en la sociedad. Aragón es rica en tradiciones y en gastronomía, así que es el lugar perfecto para practicar esta medida.
  • Realizar consumos conscientes en los alojamientos: por último pero no menos importante, los viajeros deben hacer consumos conscientes de agua, luz y gas donde se alojen. No pueden aprovecharse y derrochar estos suministros porque hayan pagado, no sería muy ético en un turista sostenible.

 

Si quieres saber más sobre los beneficios de practicar un turismo sostenible, no te pierdas este artículo.